15 cosas que no me gustaron de la autocaravana. ¿Por qué me gusta más mi tienda de campaña?

Alquilamos una autocaravana Benimar Benivan 115 durante cuatro días. Es una furgoneta gran volumen de tipo L3 H2. Dormimos en tres campings distintos.



Me gustó
  1. No hay apenas montaje y desmontaje al llegar y salir del camping, aunque todavía hay que hacer camas,recoger sacos, mesa de camping, toldo y fregar.
  2. La calefacción. Aunque yo llevo un pequeño calentador eléctrico para la tienda de campaña.
  3. La nevera trivalente. Aunque yo tengo una nevera 12/220v no mucho más pequeña (bueno, lo reconozco, 26 litros es menos de la tercera parte de 80 litros), es un coñazo cargarla y descargarla del coche.
  4. La batería integrada, que dura de sobra.
  5. Recoger bajo la lluvia es mucho más agradable que en una tienda de campaña.
  6. Los depósitos de agua limpia y gris de 100 litros que aseguran la autonomía varios días.

No me gustó
  1. No hay espacio para desenvolverse en el interior, ni dos, ni por supuesto cuatro, personas a la vez.
  2. Las camas solo miden 185 de largo, insuficiente para dormir cómodo un adulto de más de 175. El espacio vertical de la cama es solo 60 cm lo que me produjó claustrofobia la primera noche. Es muy incómodo no poder erguirse. No dormí mejor en estos colchones de 9 cm que en los comprest de 5 cm sobre el suelo.
  3. No teníamos calces, así que sufrimos la inclinación de las parcelas más que en la tienda, en la que puedes mover los colchones en ángulo hasta estar cómodo.
  4. Es cómodo tener agua corriente pero nos desaconsejaron beberla. El fregadero es incómodo, vale solo para lavar un par de tazas, y tampoco tienes el recipiente para llevar con comodidad el menaje hasta el fregadero del camping.
  5. El baño es pequeño e incómodo. El wc químico no es más cómodo que mi pequeño porta potti con esquina intima. La ducha es de mentira, no se puede utilizar realmente, el lavabo es más incómodo para lavarse los dientes que el sistema que utilizamos en la tienda de campaña: palangana de decathlon más vaso de agua en la mesa de camping. Hay que estar apretando continuamente el grifo de la ducha para que salga agua. Es muy difícil enjuagarse en un teléfono de ducha.
  6. Los asientos de los pasajeros son incómodos, especialmente con las sillas de los niños.
  7. La furgoneta se quedó atrapada en el barro. Tuvieron que ayudarme varios autocaravanistas experimentados. Tuvimos que ir a coger arena con una carretilla a la otra punta del camping y mancharnos. Al final nos llevó tanto tiempo como desmontar la tienda de campaña.
  8. Los 30 cm más de anchura y el metro y medio más de longitud respecto de un coche se notan muchísimo, especialmente en carreteras estrechas y al aparcar.
  9. Una vez en el camping da mucha pereza moverla: por temor a que te quiten la parcela, por temor a no encontrar un sitio para aparcar y porque uno está agotado después de haber conseguido llevarla por una carretera estrecha.
  10. Parece que te incita a estar constantemente en movimiento cuando lo agradable es quedarse reposando todo el puente en el mismo camping y utilizar un coche pequeño para hacer excursiones.
  11. La velocidad de viaje es unos 20 km por hora inferior a la de un coche.
  12. Convivir con la instalación de gas en el mismo habitáculo.
  13. A pesar de lo grande que parece por fuera, apenas hay espacio para guardar ropa. El maletero queda inutilizado por la mesa y sillas de camping y los oscurecedores.
  14. Dedicamos el primer día del puente a recogerla del alquiler y a cargarla, y el último a devolverla y descargarla.
  15. No me apetece tener que dormir en cualquier lugar, desprotegido, para justificar que ahorro el precio del camping.

¿Por qué me gusta más mi tienda de campaña?

  1. La Vango Solaris 600 se monta en un pis pás.
  2. Es muy amplia. Podemos desenvolvernos los 4 en el salón principal. Cabemos de sobra en las habitaciones. Me puedo poner de pie en la cama.
  3. Es muy cómoda. Tenemos más capacidad de armario que en una autocaravana:


  1. He fabricado con tela de tienda de campaña una pequeña esquina donde va el wc quimico que es mas amplia, mas cómoda y más intima que el baño de la autocaravana,
  2. Mi cocina de camping tiene más superficie de trabajo, ocupa menos, está mejor equipada, queda más alejada de los comensales y no tiene problemas de intoxicación por gas:



  1. El fregadero es mucho más cómodo:



  1. Tengo un coche disponible para hacer excursiones:


  1. Es mucho más barato. Este puente me habría gastado sólo 75 euros por las tres noches de camping. En cambio, con la autocaravana me he gastado 500 €. Si la hubiera comprado, la autocaravana cuesta 45.000 euros mientras que en equipamiento de camping llevo gastados poco más de 2000 €.
  2. Puedo disfrutar del destino todo un fin de semana, sin que el cacharro me obligue a estar moviéndome continuamente para tener la sensación de que lo amortizo.
  3. Lo reconozco, el momento de la recogida es duro.
  4. Mi coche queda cargado toda la temporada con buena parte del equipamiento así que nos podemos ir de camping en cualquier momento.
  5. Mi coche está en mi garaje, no en una nave lejana.
  6. El tiempo que gasto en montar y desmontar la tienda lo compenso con una menor duración del viaje.