Huttopia Font Romeu Review

Al camping Huttopia de Font Romeu fuimos dos veranos, en 2012 y 2013. Son de las mejores vacaciones que hemos pasado.


Huttopia es una empresa que gestiona más de treinta campings entre Canada y Francia. Tiene dos marcas. En Camping Indigo se integran los camping tradicionales adaptados al espíritu de la empresa. Huttopia es la marca premium del grupo. Bajo su paraguas se sitúan los camping construidos desde cero por la empresa. Son en total ocho situados en Francia. Tiene varios tipos, un campamento forestal, tres campamentos y cuatro campings. El de Font Romeu pertenece a esta última clase. Da la impresión que es una antigua zona de acampada libre reconvertida por Huttopia.


Está en las afueras de Font Romeu, un pueblo de la Cerdanya francesa muy conocido por su estación de esquí, pero se puede ir andando hasta el centro sin ningún esfuerzo. El camping en si mismo es un bosque abierto orientado al sureste con magníficas vistas sobre la Cerdanya. Es muy amplio, tiene 7 hectáreas de terreno para 180 parcelas -incluyendo los alojamientos-, lo que da una media de 400 m2. Obviamente las parcelas que finalmente ponen a tu disposición no son tan grandes -hay que restar las zonas comunes, los caminos, etc- pero la sensación que da es de tener mucho espacio y bastante intimidad.


Aún así son las parcelas más pequeñas de los camping Huttopia, que pueden llegar hasta 300 m2. En Font-Romeu no, la superficie efectivamente disponible para cada parcela ronda los 100 m2. Distinguen entre parcelas normales y las que denominan camping +, que son ligeramente más grandes e incluyen una mesa de madera de picnic.


En Huttopia tienen varios tipos de alojamientos de alquiler, las cabañas -son bungalows de dos pisos en madera sin tratar; nada que ver con los prefabricados habituales-; las "cahuttes" -mezcla de cabaña en la planta baja y tienda de campaña para dormir en el techo-; las tiendas canadienses -una tienda da campaña completamente equipada con suelo de madera, cocina con nevera y camas-; las tiendas “trappeur"-tienda de campaña que incluye baño completo y estufa de leña; y las tiendas bonnaventure -montadas sobre base de madera para dos personas con una pequeña cocina y colchón de matrimonio.



En Huttopia Font Romeu no disponen ni de “cahuttes" ni de tiendas “trappeur". Nosotros nos quedamos los dos años en una canadiense. En temporada alta cuesta unos 110 euros la noche. Puede parecer caro pero vale lo que cuesta. Recientemente he estado visitando las paginas webs de algunos campings famosos de la Costa Brava, como la Ballena Alegre, y allí las parcelas -desnudas y no especialmente grandes- llegan a costar 80 euros la noche. La tienda está completamente equipada con cocina, nevera de gas, menaje, mesa interior y exterior, camas, sabanas, edredones -¡hace mucho frío en agosto por la noche a 1800 metros de altitud!-, etc. Incluso te proporcionan las toallas de ducha.Tienen dos habitaciones -separadas por tela oscura-, una de matrimonio y otra en la que pueden dormir hasta tres niños; un salon cocina de unos 12 m2 y una terraza cubierta de 8 m2. Nosotros nos sentimos en la gloria.




En Huttopia Font Romeu, las tiendas canadienses se disponen en un pequeño poblado alrededor de una zona de baños especifica para ellas. Son dos pequeñas casetas en madera con cuatro wc, cuatro duchas y cuatro lavabos. En 2013 notamos una pequeña degradación en la calidad. Uno de los wc estuvo estropeado durante toda nuestra estancia y se notó. Creo que la pareja que gestionaba el camping ese verano no estuvo a la altura. En la zona de las tiendas canadienses hay dos fregaderos al aire libre donde es muy agradable lavar los platos. El camping dispone de otros dos edificios de baños, siempre con la misma estética de madera, para las parcelas de camping.


En cualquier caso, para las mujeres la gran incomodidad del camping es acudir al baño a través del bosque por la noche. En nuestra segunda estancia lo resolvimos llevando un pequeño wc quimico, que desde entonce se ha convertido en imprescindible en nuestras pequeñas aventuras de glamping.


En el centro del camping, en una terraza construída sobre pilotes de madera orientada al sur, está el edificio principal -recepción, pequeñísimo supermercado, cafetería y restaurante- y las piscinas. Las piscinas tienen calefacción, aunque sospechamos que solo la encienden en primavera. Las piscinas pueden ser un poco pequeñas para la capacidad del camping.


Font Romeu y la Cerdanya francesa nos encantaron. El pueblo tiene bastante ambiente en verano, están todos los establecimientos abiertos y se puede hacer una excursión estupenda en telecabina y telesillas hasta el Lago des Bouillouses. Primero se coge el telecabina -la salida está a menos de 300 m andando del camping-, luego una pequeña furgoneta te acerca desde la cima del telecabina hasta el telesilla, después hay que coger dos telesillas, uno de subida hasta la cima y otro de bajada hasta el valle des Bouillouses. Desde donde te deja el último telesilla hay un paseo muy agradable a casi 2000 metros de altitud, de unos 45 minutos, que pudimos hacer con niños de tres años sin demasiada dificultad. Al final está el lago y un refugio restaurante. También es una buena zona de partida para excursiones más exigentes. Con niños más pequeños también se puede llegar al lago en un autobús que se coge en un parking a medio camino entre Font Romeu y Les Angles.


Por Font Romeu pasa el famoso tren amarillo, es un tren de vía estrecha que une Bourg Madame (es el primer pueblo francés al lado de Puigcerdá) con Perpiñan. Es un tren que va muy lento, como a 30 por hora. Algunos vagones son descubiertos, así que se puede ir viendo fácilmente el paisaje. Nosotros lo utilizamos para ir hasta Mont -Louis. Consulta los horarios aquí.
Download PDF



Una visita muy interesante es el Horno Solar de Odeillo. Hay que coger el coche o tomárselo como una ruta de senderismo desde el camping. Queda abajo de todo de Font Romeu. En la Cerdanya hace 300 días de sol al año.El horno solar es una gigantesca instalación de espejos para concentrar en un pequeño punto toda la energía del sol. Así consiguen 4000 grados centigrados para hacer experimentos y probar materiales. En la foto, veis la demostración con un pequeño espejo solar.


Justo enfrente del camping, en el campo de futbol municipal, hay una zona muy grande de hinchables para los niños. Cuesta como cinco euros la hora. Y está muy agradable. Puedes estar sentado a la sombra tomando algo mientras ellos juegan.


Nos gustó también mucho Les Angles. Es otro pueblo - estación de esquí que está a una media hora en coche. Allí se puede visitar el Parc Animalier, un zoo donde los animales típicos de los Pirineos están en semilibertad. Es un paseo por el monte de unas dos horas. Podréis ver todo tipo de cervidos, osos, lobos, bisontes. También probamos el descenso en bicicleta de montaña utilizando el telecabina de la estación de esquí. Entre forfait y alquiler de bicicleta y protecciones cuesta unos 40 euros. A mi la experiencia no me entusiasmó. Pensé que recordaría las sensaciones del esquí pero no es así. Es un deporte más duro. Para finalizar la visita a Les Angles nada mejor que un baño refrescante en el Lago de Matemale donde alquilan barcos de vela, patinetes y hay una pequeña zona recreativa con hinchable, atracciones de feria, paseo en poni, etcétera. El lago ya vale por si mismo pasar un día entero.


En Font Romeu hay un a completa red de senderos cuyo mapa se puede comprar en la oficina de turismo. Son pequeños paseos o verdaderas rutas de senderismo que permiten recorrer esa zona de la Cerdanya. Hay uno que sale desde el mismo camping y llega, casi sin subidas, hasta Bolquère y Pyrennees 2000. Es la otra estación que está conectada a Font Romeu. El primero es el pueblo tradicional, agradable, y la segunda es la urbanización de chalets. El paseo termina en un pequeño estanque.


En Bolquère pudimos disfrutar de una fiesta catalana con castellets y cabezudos después de comer unos magníficos caracoles en el restaurante del Hotel Lassus.



Lo que más nos gustó


Las tiendas canadienses son un buen compromiso entre comodidad y la sensación de aventura que proporciona el camping.


La sensación de espacio, naturaleza e intimidad que se tiene en las tiendas canadienses.


El camping es, en realidad, un pequeño bosque domesticado.


La garantía de sol que ofrece la Cerdanya.


La cercanía del pueblo de Font Romeu al camping. Apenas hace falta coger el coche durante las vacaciones.


La excursión en telesilla al lago des Bouillouses y el baño en el Lago de Matemale en Les Angles.


La calidad asegurada que ofrece Huttopia en todos sus campings.



Lo que menos nos gustó


La rigidez con el pago anticipado (un mes antes de la estancia tiene que estar todo pagado).


La rigidez con la hora de salida (el check-out es antes de las 10 de la mañana).


La disminución de la calidad que percibimos en 2013. Especialmente porque un wc estuviera estropeado toda una semana.


El frío nocturno a 1800 m de altitud.