Pruebo la bicicleta eléctrica Haibike Sduro Hard Nine 1.0

Después de mi primera experiencia con una bici electrica, muy satisfactoria, me decidí a probar una Haibike con motor Yamaha. El modelo que tienen a prueba en Bodus Bikes es el más bajo de la gama, con batería de 400 wh, a diferencia del estandar de 500 wh, y componentes de baja calidad. Aún así, me lo pasé muy bien.



Hice un recorrido parecido al que había hecho con la Scott con motor Shimano pero no igual. La Haibike Sduro Hardnine 1.0 tiene ruedas de 29", suspensión delantera de muelle -bastante mala e incomoda-, plato de 38 y cambio Shimano Altus con piñones 11-36. Está vez si que noté que el desarrollo era corto. Noté en falta tanto sin asistencia como con ella el piñon de 42 dientes varias veces. Como las demás Habike Hardnine, no tiene agujeros para instalar un portabidón. El cuadro me pareció muy cómodo, mucho más que el Scott. La barra central es baja, así que facilita montarse y desmontarse. Este modelo 1.0 monta el display más barato de Yamaha. Apenas unos botones y unas lucecitas led, sin pantalla. Pero es cómodo de accionar desde el manillar y da la información necesaria: estado batería, autonomía prevista según el modo escogido y velocidad actual.
Desarrollo
Velocidad mínima a 60 RPM. Sin contar el motor.
Velocidad máxima a 90 RPM. A partir de 25 km/h el motor no asiste.
Desarrollo en pulgadas
38x36
38x11
8,8 Km/h
43,4 Km/h
30-100


La respuesta del motor Yamaha es distinta al Shimano. Por una lado, arranca a la primera pedalada, lo que da mucha seguridad al cruzar o incorporarse a una carretera. Por otra, es especialmente indulgente a baja cadencia, como la que yo suelo llevar. En contrapartida, a cadencias elevadas se desconecta, obligándote a poner un piñón más pequeño. El ruido que hace me pareció más molesto que el Shimano. Sin embargo, en internet dicen que es el motor menos ruidoso. Supongo que es una cuestión de preferencias personales ante el tono de cada motor. Rueda excepcionalmente bien sin motor. Es más, subiendo la senda verde -2 % de subida- prefería ir sin asistencia, porque me molestaba el ruido. En ese escenario, ligera subida, llano o bajada, el modo eco poco aporta más que ruido. La bicicleta rueda perfectamente bien sin motor.

En una segunda prueba, más exigente, me volvió a molestar el ruido en algunos pasajes. Especialmente cuando el motor va mas desahogado. En cambio cuando va haciendo esfuerzo para subir una cuesta se oye mucho menos. A la vuelta, con la bici sucia de barro, apenas se oía. Al pasar por una cuesta que el GPS mide como del 27 % -en todo caso se ve muy empinada- tanto el piñón de 36 dientes como el modo high no pudieron evitar que me subieran las pulsaciones hasta 180.



Así cómo el modo eco me pareció poco utilizable, el modo estándar permite subir cualquier cuesta a buena velocidad y sintiéndose suficientemente apoyado. No necesité utilizar el modo high en ningún momento durante la primera prueba. Eso sí, así como en la Scott con motor Shimano al modo boost no le encontré un uso agradable, en el Yamaha el modo high se nota distinto al estandar y da un plus de velocidad en las subidas y de aceleración en otras situaciones. Mi impresión es que es una bici para rodar sin motor en llano o bajada y poner el modo estándar cuando la ruta empieza a picar para arriba.



El motor Shimano es menos ruidoso, su correspondencia con nuestro esfuerzo es más natural y con modo eco lo subes casi todo. A cambio rueda peor sin motor.

Con el motor Yamaha volví a tener la misma sensación de andar naturalmente en bicicleta, haciendo esfuerzo, sudando, subiéndome las pulsaciones, pero pudiendo subir cualquier cuesta que se me presentara por delante.

Cuando la cogí marcaba 90% de batería restante. Creo que debe ser una forma de reservar un 10 % para evitar la descarga profunda porque en cuanto a autonomía prevista señalaba 99 km en eco. Y la devolví con 40%, y una autonomía estimada de 52 km en eco, 34 km en standard y 28 km en high. Hice 10,6 km de subida y 11,5 de llano, a 16,6 km/h de media. La ruta mereció un IBP de 40. Así que podemos estimar un consumo de 200 wh para recorrer 33 km y subir 600m de desnivel, son cifras muy similares a las obtenidas con la Scott con motor Shimano.


Con una sencilla regla de tres podemos intentar extrapolar la autonomía para una batería completa:
Capacidad batería
Autonomía total
Desnivel positivo total
Km de subida totales
Km de llano totales
400 wh
66 km
1200
21
23
500 Wh
82
1500
26
29
En la segunda prueba ascendía 830 metros de desnivel positivo en un día que hacía mucho frío y utilizando en los últimos 400 metros de desnivel de ascenso el modo high. Llegué con el 20 % de batería. Esta segunda prueba mereció un IBP de 65 y recorrí 14 kilometros de subida y 5 de llano.


Con una sencilla regla de tres podemos intentar extrapolar la autonomía para una batería completa:
Capacidad batería
Autonomía total
Desnivel positivo total
Km de subida totales
Km de llano totales
400 wh
41 km
1037
18
6
500 Wh
52 km
1300
22
7

Os recuerdo los datos de la Scott Shimano, con batería de 500 Wh, para que podáis comparar, aunque ese día tuve viento fuerte en contra:
Autonomía total
Desnivel positivo total
Km de subida totales
Km de llano totales
72,5 km
1425
26,25
19,25

Hay una review de todos los motores muy interesante en esta página: http://ebike-mtb.com/en/the-best-emtb-motor/

Me pareció una bici eléctrica muy digna como entrada de gama. Cuesta justo 2.000 €. Pero por 400 € más tienes la Haibike Sduro Hardnine 3.0 que parece más equilibrada: batería de 500 Wh, display con pantalla y cargador Usb para el móvil, cambio Sram Nx 11-42 (desarrollo en pulgadas 26,5-100), y suspensión de aire.

Como curiosidad, recargar una batería de 500 Wh, 14 Ah, cuesta, incluyendo el término de potencia, unos 45 centimos de euro.

Lee las pruebas de otras bicicletas eléctricas.